“Mamá no pudo asistir a tu día primer día de clases por los horarios laborales pero ahí estaba él… Peinadito, camisa, pantalón de vestir, zapatos, muy buen mozo nos golpeó la puerta del departamento para llevar a su bisnieta al jardín”, confesó orgullosa Maca, representante de la niña.

El primer día de clases debe ser uno de los más inolvidables en nuestra vida. Uno que puede llegar a marcarnos, debido a que es uno de nuestros primeros acercamientos con niños de nuestra edad en un entorno educativo y controlado por un adulto, por lo que es un escenario completamente nuevo a lo que uno, con esos años, venía acostumbrado. Por eso es muy importante que en ese momento tan significativo, esté alguien importante para nosotros acompañándonos en los primeros minutos. La mamá, el papá o el apoderado por lo general. Pero no siempre ellos están disponibles.

Maca Bazán / Facebook

Como ocurrió con Macarena Bazán, ya que está mamá no pudo estar en el primer día de escuela de su hija Luz, por asuntos laborales, por lo que en medio de la desesperación de no poder acompañarle en un día tan importante para ella, se preocupó y empezó a pasarla mal, hasta que su abuelo apareció en su rescate. El bisabuelo de su pequeña niña estaba disponible para acompañar a su bisnieta en su debut en las aulas escolares, demostrando una admirable disposición para ayudar a su nieta y ser una compañía fundamental en un momento muy trascendental de una de las más chiquitas de la familia. 

“Mamá no pudo asistir a tu día primer día de clases por los horarios laborales pero ahí estaba él… Peinadito, camisa, pantalón de vestir, zapatos. Muy buen mozo nos golpeó la puerta del departamento para llevar a su bisnieta al jardín. Su ansiedad era más grande que la de Luz y yo derritiéndome de amor al verla como corrió a sus brazos, feliz de verlo llegar y porque iba a ser su compañía este día tan importante. Agradezco día a día tenerlo junto a nosotras. El Tata Tito es nuestro Ángel guardián”.

– escribió Macarena Bazán en su cuenta en Facebook
Maca Bazán / Facebook

El ofrecimiento del anciano familiar dio origen a una postal que muy posiblemente, tanto Macarena Bazán como su hija, nunca olvidarán.

Ya que en ella aparece este adulto mayor junto a su bisnieta de la mano, con varias generaciones y años de diferencia entre ambos, pero con un cariño y un amor fraternal que les hace estar muy unidos para un día tan importante para ella.  

Maca Bazán / Facebook

Historia e imagen que ha sido compartida más de 35 mil veces en Facebook, superando las barreras de Argentina, el propio país de esta orgullosa madre y nieta. Y es que no siempre uno puede contar con familiares con tan bella disposición y con tanta cercanía con los más pequeños.

Sin olvidar, que a pesar de la longeva edad del bisabuelo, él nunca se alejó y se quedó atrás de su bisnieta. 

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *