“Existe esta idea predispuesta de que tengo que ser bella o cualquier estereotipo que la gente quiera ponerme”, explicó la actriz mexicana, quien dejó de lado sus impresionantes atributos para poder interpretar mejor el rol de Fran.

El mundo del cine comercial, especialmente Hollywood, es un rubro donde el atractivo físico va de la mano con el talento y la creatividad. Desde sus inicios a comienzos de la década pasada, esta industria se ha caracterizado por buscar a las personas más bellas y atractivas de entre nosotros, y ponerlas en ángulos, vestimentas y maquillajes, que resalten lo victoriosos que resultaron en la lotería genética.

CORDON-E2

Es por esto que incluso cuando vemos representaciones de historias que pretenden ser verosímiles, debemos suspender un poco la ilusión de estar viendo a gente más bella de lo normal, en roles de lo más variados.  

Pero esto también abre las puertas a que los actores o actrices más dedicados, puedan jugar en torno a esto, como lo hizo Eiza González en “Descuida Yo Te Cuido”, de Netflix.

Netflix

La actriz realiza un papel secundario como la pareja y ayudante de Marla, el frío y calculador personaje de Rosamund Pike. Para crear un contraste entre la perfección y atractivo frío de la actriz británica, Eiza optó por llevar al extremo el look natural y desarreglado de su personaje. 

La decisión de vestuario y pelo fue hecha en equipo, pero la de que su personaje no lleve maquillaje, fue idea de Eiza:

“Creo que en mi caso, sobre todo por mis antecedentes y por las cosas que he hecho y por las que la gente me elige, existe esa idea predispuesta de que tengo que ser guapa o cualquier estereotipo que la gente quiera ponerme.

Nuestra maquilladora es increíble y me sentí mal porque seguí presionando sobre el maquillaje, pero Fran es una mujer que viene de un entorno de fianzas. Ella no quiere ser vista y también está muy cómoda en su propia piel.”

–Eiza González en entrevista con Collider
Netflix

Junto con el personaje de Rosamund Pike, Eiza es una de las dos mujeres que se toman el poder en este thriller con ciertas connotaciones de crítica social. Su actuación sirve en muchos aspectos como un cable a tierra para las locuras y maquinaciones de la protagonista, por lo que la decisión de la actriz mexicana de resaltar la “normalidad” de Fran, es una decisión que solo podemos aplaudir. 

No caben dudas de que Eiza solo seguirá subiendo y subiendo en su carrera. Su instinto para los papeles y cómo interpretarlos, es el de una experta. 

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *