Ingeniero francés desarrolló un iglú térmico desarmable para gente sin hogar. Los protege del frío

  • por

Una ayuda valiosa para quienes viven en la calle y necesitan un lugar para protegerse del invierno.

La vida del indigente es algo que a nadie se le desea. No solo es pasar hambre y frío, sino que también padecer la inseguridad de estar en la intemperie, en medio de la ciudad y en las más oscuras noches. Sin un lugar a donde ir, con tan solo los basureros y los perros callejeros como las más seguras compañías. De vez en cuando se puede sumar alguien más, o hasta en ocasiones, definitivamente hablamos de grupos de personas sin hogar, en las que el calor humano juega un papel fundamental para enfrentar las frías noches de invierno.

Iglou Shelters / Facebook

Según una encuesta realizada por la Fundación Abbé-Pierre a principios de este año, Francia tiene actualmente más de 250 mil personas viviendo en la calle. Producto del desempleo y el aumento de las propiedades. Situación que se ha vuelto más crítica aún con la pandemia del COVID-19 y su consecuente crisis económica. Mucha gente ha tenido que irse a vivir a la intemperie, en un país donde hace frío al menos 6 de los 12 meses del año. Y es ante esta lamentable realidad, que el ingeniero francés, Geoffroy de Reynal, desarrolló un iglú térmico desarmable para quienes sobreviven en la dura indigencia.

Iglou Shelters / Facebook

Se trata de su empresa y de su creación llamada Iglou Sheltersinfraestructuras móviles que miden 1,20 metros de ancho, 2 metros de largo y 9 centímetros de largo.

Estos iglús modernos están hechos de polietileno y espuma de aluminio, lo que además de ayudarle a conservar el calor humano, también les hace contar con una especie de colchón que ofrece una noche más cómoda ante la helada y dura calle.

Sin olvidar que igualmente pueden cerrarse completamente, lo que les permite obtener entre 15 y 20 grados Celcius con respecto a la temperatura exterior.

Iglou Shelters / Facebook

El costo de cada iglú es de 177 dólares, por lo que este ingeniero francés inició una campaña de campaña de crowdfunding para recaudar 5.912 dólares, con la intención de hacerle llegar su creación a la mayor cantidad de personas sin hogar posible. Sin embargo, para sorpresa de Geoffroy de Reynal, su colecta tuvo más éxito de lo esperado, logrando recaudar más de 21.200 dólares estadounidenses.

Iglou Shelters / Facebook

Además de que su empresa ya se ha asociado con varias instituciones francesas, como ActionFroid, gracias a la actual ha podido distribuir decenas de sus iglús por todo Paris, beneficiando de esta manera a muchas personas sin hogar.

Mientras que el objetivo actual es poder trabajar con el gobierno para que sus iglús lleguen a aún más indigentes. Una solución momentánea, pero que ayuda y brinda la siempre útil esperanza.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *