La familia González Morales tenía planeadas unas vacaciones en Mazatlán, Sinaloa; sin embargo, ante el resguardo sanitario, eso ya no sería posible. Christian, el padre, no podía con la cara de decepción de sus hijos cuando se enteraron de que los planes estaban cancelados, así que pensó en una manera responsable de llevar la diversión a su casa sin necesidad de salir de ella.

Este padre mexicano tuvo que ingeniárselas para que sus hijos disfrutaran de las vacaciones que tanto esperaban, porque si no podían ir a la playa, la playa vendría a ellos. Así que invirtió parte de sus ahorros en “crear” una playa en el patio de su casa en San Pedro, Coahuila.

Las vacaciones fueron canceladas, pero la diversión no

Con pintura, arena, una alberca que compró en línea y mucha imaginación logró que su familia se sintiera en el puerto disfrutando del calor de primavera.

La pared tiene un lindo mar pintado a mano con unas gaviotas en pleno vuelo y arriba se puede leer: Mazatlán. ¡Qué manera tan divertida de hacer feliz a tu familia!

A sus hijos les encantó la idea

Christian es profesor de secundaria y, como ciudadano responsable, sabe que respetar las normas sanitarias y de seguridad es muy importante. Además, ¿quién no quisiera darse un chapuzón en esa playita? ¡Felicidades por tanta imaginación!

Fuente: https://www.okchicas.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *