Aunque no nos guste, hay una creencia generalizada de que para ser feliz hay que estar en pareja, y que ese estado de bienestar total no se puede alcanzar mientras seas soltera. Sobra decir que nunca funciona así, porque en lugar de ser más feliz, a veces estamos solteras pero sentimos que algo nos falta, y se magnifican nuestras inseguridades al grado de que llegamos a deprimirnos y nos sentimos un tanto desoladas cuando estamos sin pareja.

Luego nos relacionamos con alguien y por una u otra razón, no funciona. Después del trago amargo, tomamos la decisión inmediata e irrevocable de permanecer solteras hasta volver a ser felices sin que nadie influya, porque mientras eso no suceda, seguiremos encontrando una y otra vez a las personas equivocadas.

Piensa que es un buen momento para marcar en tu calendario un año a partir de este día para permanecer soltera, para superar tus inseguridades y encontrar qué es lo que quieres de aquí en adelante.

1. Tú eres tu felicidad

Toma el reto y haz el compromiso de enfocarte en tu propia felicidad; que tu soltería sea tan valiosa que no la cambies por el primero que se ponga frente a ti.

2. Comienza el día con afirmaciones positivas

Lo primero que pensamos da cauce al resto del día, la semana y a toda la vida; así que lo mejor es enfocarte en cosas como lo segura, fuerte, amable, inteligente, amorosa, independiente y libre que eres.

3. Planea tu día

Después de las afirmaciones, piensa en cuáles son las metas que deseas lograr en tu profesión, tus pasiones y tu desarrollo personal. Después, elabora una lista en la que detalles paso a paso escribas qué es lo que necesitas para alcanzarlas.

4. Escribe un diario

De nada sirve hacer sin reparar en el para qué se hace. Separa 20 o 30 minutos al final del día para reflexionar sobre tus logros, en los objetivos que aun tienes pendientes y lo que puedes hacer para mejorar mañana, y en cómo te sientes a lo largo de este proceso.

Estos pequeños cambio hará que tomes las riendas de tu vida y te des cuenta que tienes una vida maravillosa que vale la pena compartir.

Fuente: https://www.okchicas.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *