Esta técnica la descubrió por accidente una mamá, fanática de este fruto y cansada de que se pierdan.

Para los amantes del aguacate, uno de los factores más importantes al momento de comernos uno es su perfecta mezcla entre amarillo y verde. Esa vista cremosa que hace que se nos derrita la boca y que en ocasiones se pierde por su proceso de oxidación.

Entendemos que en ocasiones son grandes y no se pueden comer de un solo bocado, entonces tenemos que guardarlo y comienza el peor de nuestros temores.

Freepik

Lo más probable es que se torne oscuro por la humedad y otros factores, pero al parecer alguien más encontró la solución. Una madre de Nueva Zelanda un día envolvió un aguacate dentro de una hoja de lechuga, al revisar una semana después estaba como nuevo.

Ella lucha en contra del desperdicio de alimentos y saca provecho a todo lo que puede, es por eso que usó las primeras hojas de lechugas las cuales son más fuertes.

Cultura Alimenticia

Seguro en algún momento has leído que colocar este fruto a medio comer dentro de papel plástico transparente ayuda a conservarlo. Pues resulta que la solución es más fácil, económica y lo mejor es que no contamina después de su uso.

La solución de Cherry Gaddes ha tenido miles de reacciones, era de esperar aunque tal vez debía patentar esta magnífica idea.

Básicamente se hizo popular en Facebook gracias a su gran idea, una forma de mantener fresca a la mejor fruta del mundo. Además de su sabor, entre sus beneficios destacan la disminución de riesgo de obesidad, enfermedades cardiacas y aporta grasas saludables al cuerpo.

Hay quienes dicen que la naturaleza siempre es la solución a nuestros problemas, creo que en esta ocasión es una frase acertada.

Freepik

Se dejó de lado el uso de conservantes de lado para darle paso a lo que solemos desperdiciar y darle un último uso natural. No tendrás que sentir presión al momento de abrirlo, podrás comerlo en el momento que te plazca sin miedo alguno de que se dañe.

Agradezcamos a Cherry Gaddes y a todas las mamás del mundo que emplean su tiempo en hacer que nuestras comidas sean las mejores, se merecen el mundo.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *