Las limitaciones no existen para Emmanuel.

Aquella frase que dice «el cielo es el límite» es muy cierta. Cada uno pone sus propias limitaciones, pues hemos visto personas con historias de vida realmente complejas, pero que han salido adelante de gran forma. Emmanuel es uno de ellos, tiene síndrome de down, pero no le impide lograr sus metas.

Habla 4 idiomas, es violinista y además dicta conferencias con tan solo 20 años de edad. Tiene síndrome de down, pero no es impedimento para él. Es un gran ejemplo.

Con 20 años de vida, Emmanuel habla perfectamente inglés, su lengua nativa, además de español, francés y latín. También maneja muy bien su instrumento favorito, el violín. Ha participado en conciertos sinfónicos y dictado cátedras en diversos países, contando su historia de vida y cómo ha llegado a donde está.

Haciendo una odiosa comparación con los otros jóvenes de su edad, muchos lo tildan de genio, sobre todo pensando en que el síndrome de down es visto como una traba. Para Emmanuel, no es más que un simple detalle.

Facebook Emmanuel Joseph Bishop

Es oriundo de Grafton (Estados Unidos) y desde muy pequeño fue estimulado y enseñado de tal manera que a los 2 años ya leía su segundo idioma, el francés.

Facebook Emmanuel Joseph Bishop

A los 6 años comenzó a familiarizarse con el violín y lideraba conferencias de la Sociedad Síndrome de Down. De ahí en más se fue por un tobogán, pues también destacó en ciclismo y natación, entre otras cosas.

Facebook Emmanuel Joseph Bishop

Con 12 años participó en su primer concierto de violín y, un año después, tocó en el Mundial de Down en Turquía, cumpliendo uno de sus grandes sueños.

Facebook Emmanuel Joseph Bishop

Su motivación y trabajo se han viralizado en redes sociales, pues es un ejemplo digno de destacar. Él también lo sabe y en sus conferencias explica cómo ha llevado una vida relativamente normal, con mucho conocimiento, pasión por la música y el deporte.

Emmanuel está rompiendo esquemas y estereotipos, saliendo de la norma con grandes hazañas y un estilo de vida digno de aplaudir.

Fuente: http://www.upsocl.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *