Un estudio del PIK es muy claro en materia de cambio climático. No hay espacio en la Tierra para plantar los árboles suficientes que ayudarían al medio ambiente a protegerse del calentamiento global.

Los científicos se ponen de acuerdo en que deberíamos sacar un poco de CO2 de la atmósfera. Por ello, una de las ideas que se barajaron fue el plantar muchos más árboles. Estos usan el dióxido de carbono para desarrollarse y, además, expulsan oxígeno. En principio parece que es una relación hombre-naturaleza que nos conviene a todos.

Los estudios son poco esperanzadores con el medio ambiente

Estudios como el del PIK (Potsdam Institute for Climate Impact Research), indican un dato desesperanzador. No va a poder crecer el número suficiente de árboles para capturar la cantidad necesaria de CO2 que se necesitaría para que la atmósfera pueda volver a respirar tranquila.

Como dato preocupante, se tendría que cubrir prácticamente todo el borde de Estados Unidos para retener un 10% del dióxido de carbono que emitimos en un año.

Aunque estos estándares fueron aprobados en el año 2016 en el Acuerdo de París, firmado con el objetivo de disminuir los efectos creados por el cambio climático, se ha demostrado que es prácticamente imposible.

No existe espacio suficiente en el planeta para plantar la cantidad de árboles necesaria. No si también queremos seguir manteniendo las tierras de cultivo para seguir alimentándonos.

Aquí existe un dilema enorme: una gran cantidad de gente moriría de hambre si plantáramos todos los árboles necesarios para reducir los gases dañinos para el medio ambiente.

Fuente: https://www.ilusionviajera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *