Cuando encontraron a estas ballenas muertas en una zona poco profunda del Mar del Norte en Alemania descubrieron algo asombroso. Estos hechos nos hacen perder un poco la fe en la humanidad y el desprecio que sentimos hacia la fauna en general.

El pasado mes de enero 29 cachalotes fueron encontrados varados a la orilla del Mar del Norte. Lo más sorprendente de todo esto es conocer lo que contenían en sus estómagos.

Según el grupo de científicos que se dedicó a hacerles la autopsia y examinarlas tras su muerte, las ballenas contenían trozos de auto y plástico en su interior.

Las ballenas tenían sus estómagos contaminados

Según se afirma en un comunicado del Parque Nacional del Mar de Wadden, muchas de las ballenas tenían sus estómagos llenos de plásticos.

Esto incluye una red de pescar de 13 metros de largo, una de 70 cm de algún auto abandonado y muchos más trozos de otro tipo de plásticos de menor tamaño.

Los animales pudieron pensar que toda esta contaminación era en realidad comida. Sin embargo, no cabe duda de que lo preocupante es el desprecio que siente la humanidad hacia la fauna marina. El estado de los mares y océanos mundiales es preocupante. Sobre todo, en cuanto a la enorme cantidad de plástico que se encuentra en los mismos.

No es la primera vez que ocurre algo así

Esta no es la primera vez que las ballenas son encontradas en este lamentable estado por culpa de la contaminación.

En el año 2011, una ballena joven fue encontrada flotando en la isla griega de Mykonos. Dentro de su estómago encontraron 100 bolsas de plástico y escombros de otro origen.

Aunque en el caso de los cachalotes su muerte no fuera provocada directamente por los plásticos, hace pensar en qué lugar deja esto a los humanos.

El 80% del plástico que desechamos en la tierra acaba en el océano y es muy triste contaminar de esta forma la belleza de las especies marinas.

Fuente: https://www.ilusionviajera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *