Gabo, como popularmente se le conocía, fue un gran escritor y periodista colombiano, que ganó sus merecidos reconocimientos después de pasar necesidades y muchas dificultades en su infancia, situación que ayudaría a forjar su gran carácter para marcar un punto alto en la historia.

Este recordado escritor es el representante más destacado del género literario llamado realismo mágico, el cual con su magnífica novela Cien años de soledad marcaría un antes y un después por su rotundo éxito.

Gabo será siempre recordado por sus mágicos aportes a la literatura hispanoamericana que hoy en día son referentes para muchos literatos.

A continuación te presentamos 20 de sus frases más recordadas:

«Te quiero no por quien eres sino por quien soy cuando estoy contigo».

«Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón».

«Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón».

«Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez».

«Había perdido en la espera la fuerza de los muslos, la dureza de los senos, el hábito de la ternura, pero conservaba intacta la locura del corazón».

«Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser».

«Un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse».

«El prolongado cautiverio, la incertidumbre del mundo, el hábito de obedecer habían resecado en su corazón las semillas de la rebeldía».

«A los demonios no hay que creerles ni cuando dicen la verdad».

«La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido».

«En último instancia la literatura no es más que carpintería. Con ambas trabajas con la realidad, un material tan duro como la madera».

«La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener».

«Siempre habrá gente que te lastime así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces».

«Ninguna aventura de la imaginación tiene más valor literario que el más insignificante episodio de la vida cotidiana».

«Ofrecer amistad al que busca amor es dar pan al que se muere de sed».

«No, no soy rico. Soy un hombre pobre con dinero, que no es lo mismo».

«Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no».

«La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir».

«Nadie debe conocer su sentido mientras no hayan cumplido cien años».

«La felicidad no es como dicen, que solo dura un instante y no se sabe que se tuvo sino cuando se acabó. La verdad es que dura mientras dure el amor. Porque con amor, hasta morirse es bueno».

Fuente: https://mundosorprendente.com/

También te puede interesar leer:

20 de las mejores citas de Virginia Woolf

¿Te gustaría visitar nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Te recomendamos este video:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *