Perrita es despedida de la CIA porque prefería jugar con niños que hacer su trabajo olfateando

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) anunció que despedirá a Lulu, una labrador negra, pues no le gusta mucho su trabajo. Al parecer laborar para el gobierno no es para todos.

La perrita se unió a la clase 2017 del programa K9 para la detección de explosivos, pero una vez que la llevaron al campo de trabajo, ella prefirió jugar con los niños que olfatear en busca de artefactos explosivos.

Lulu iba a tener un trabajo importante

Hasta hace poco, la perrita de tan solo un año y medio estaba entrenando para un trabajo importante al que la agencia llama “la primera línea de defensa contra amenazas explosivas contra el personal y los edificios de la sede de la agencia y en el exterior”.

Lulu fue una de las seis reclutas que fueron elegidas para unirse al entrenamiento para hembras K9 en agosto. Era el miembro más pequeño del equipo y, al parecer, tenía una naturalidad increíble para olfatear explosivos.

La perrita se sintió desmotivada de un momento a otro

Lulu hizo un gran trabajo en su proceso de entrenamiento, que duró un mes y medio, pues aprendió a olfatear y a detectar aromas de más de 20 mil explosivos diferentes. Era la mejor de todas, pero al momento de llegar al campo, todo cambió.

La labrador fue emparejada con un asistente del Departamento de Policía del Condado de Fairfax, en Virginia, para iniciar con su trabajo de 10 semanas. Pero solo habían pasado unos días cuando los entrenadores se dieron cuenta de que Lulu no estaba motivada aunque le ofrecieran diferentes golosinas y premios. Ellos esperaban que en un par de días saliera de ese estado de ánimo, porque los animales como Lulu suelen distraerse fácilmente.

Las semanas pasaron y Lulu no cambió

Luego de probar con distintas tácticas para hacerla volver al juego, los entrenadores descubrieron que su desinterés no era temporal, sino que ella simplemente no quería estar ahí. En un comunicado en su sitio web, la agencia escribió:

 Incluso cuando podían motivarla con comida y jugar a buscar, claramente no estaba disfrutando por más tiempo. La principal preocupación de nuestros entrenadores es el bienestar físico y mental de nuestros perros, por lo que tomaron la decisión extremadamente difícil de hacer lo mejor para Lulu y dejarla fuera del programa.

Fue despedida por la CIA

Luego de unas semanas de entrenamiento entre Lulu y su cuidador se formó un gran vínculo entre ellos y por eso él y su familia decidieron adoptarla. Aunque ya no pertenece al equipo de élite, Lulu consiguió una mejor recompensa, pues ahora convive con su hermano, otro labrador negro de nombre Harry y su nueva familia. La CIA también agregó en el comunicado:

Ahora disfruta de sus días jugando con niños, husmeando conejos y ardillas en el patio trasero y comiendo alimentos y tentempiés de un plato para perros. Aunque dejó de entrenar, Lulu sigue siendo una excelente mascota. Extrañaremos a Lulu, pero esta fue la decisión correcta para ella. Le deseamos suerte en su nueva vida.

Al parecer, a Lulu le encanta más jugar con niños que buscar explosivos y eso está perfecto porque ahora puede hacerlo a tiempo completo.

Fuente: https://www.okchicas.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *