Una veterinaria adopta y cuida a pequeños murciélagos huérfanos. Les da leche con una mini esponja

  • por

Partió con uno y tras enamorarse de estos mamíferos alados, ha decidido convertirse en su salvadora.

Los murciélagos son animales bastante subestimados e infravalorados. Se les teme, se les rehuye y hasta se les maltrata. No son seres que evoquen mucho cariño en las personas. Y tampoco ha ayudado el hecho de que existan tantas películas de terror en las que ellos sean lamentablemente los principales antagonistas. Sin embargo, estos mamíferos voladores son sumamente importantes para los diferentes ecosistemas y la vida en la Tierra, siendo fundamental su papel como polinizadores nocturnos.

Karin Lourens

Y la Dra. Karin Lourens, quien dirige el Hospital Veterinario de Vida Silvestre de Johannesburgo, en Sudáfrica, es muy consciente de esto. Y por ello, a pesar de los estigmas que tienen estos animales, han entregado gran parte de su tiempo para cuidarlos. Lo que partió el día en el que dio con un pequeño murciélago que se había separado de su madre. Había quedado huérfano y solo con unos pocos días de nacido. Por suerte dio con Karin, quien felizmente asumió los deberes de una mamá. Encargándose de alimentarlo cada hora durante todo el día.

Karin Lourens

Lo que es un reto bastante especial cuando se trata de darle leche a un murciélago que no es más grande que un dedo. Por lo que esta veterinaria sudafricana ha estado utilizando una esponja de maquillaje empapada con leche para servirle a este bebé alado los nutrientes necesarios para que sobreviva y crezca sano. Y si este pequeño ya exigía mucho amor y dedicación, poco después se le sumaron otros dos bebés murciélagos que ella también rescató. Terminando así estos tres por ocupar completamente las manos de Karin.

Karin Lourens

“He hecho esto cientos de veces y cada vez estoy más asombrada de lo increíbles que son (…) Son seres diminutos y perfectos, y cada uno con una personalidad diferente (…) Adoro a los murciélagos. Son tan incomprendidos y tienen tan mala reputación, pero son muy importantes para el ecosistema”

– dijo Karin Lourens a The Dodo.
Karin Lourens

Lo sorprendente es que estos pequeños mamíferos alados no son los únicos. Debido a que cada año, en la misma época, ella y su equipo cuidan a cientos de crías de murciélago que quedan huérfanos en la naturaleza, haciéndose cargo de sus cuidados las 24 horas del día. Para que después de meses de cuidados, cuando son lo suficientemente grandes y fuertes, liberarlos gradualmente en la naturaleza“Estoy completamente destrozada por la falta de sueño, pero es muy gratificante verlos crecer”, expresó Karin, orgullosa por el trabajo que ella y su personal realizan por estos hermosos e incomprendidos mamíferos alados.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *