A Bobbi Rylant le encanta Halloween y quiso celebrarlo con su hijo de un año. Usó jarabe de fresa y chocolate, pero recibió desagradables comentarios en redes sociales.

La fotógrafa Bobbi Rylant disfruta haciendo sesiones elaboradas y creativas, y cree que Halloween es la oportunidad perfecta para tomar grandes y espeluznantes fotografías.

Bobbi, de 27 años, decidió transformar a su adorable hijo Kamden, de un año, en un zombie y tomarle fotos, lo llenó con sangre falsa y le dio un cerebro para que lo mordiera. Aunque ella pensó que sería una gran idea, a Internet no le pareció lo mismo.

Bobbi Rylant

La madre de Yukon, Oklahoma, Estados Unidos, usó Kool-Aid de cereza, jarabe de fresa y chocolate, así como un cerebro de plástico para crear las tomas inspiradas en la popular serie de televisión The Walking Dead.

“He estado haciendo fotografía durante unos dos años, y los niños y yo creemos que disfrazarse para Halloween es muy divertido. Mi Kamden está vestido como un zombie. Mi esposo y yo somos grandes fanáticos de Walking Dead , así que de ahí vino la inspiración”, dijo Bobbi según informó LADBIBLE.

Bobbi Rylant

“Para el baño de sangre utilicé Kool-Aid de cereza con agua tibia, y también una mezcla de jarabe de fresa y chocolate. Los cortes falsos son tatuajes temporales que se desprenden con agua. Al principio se mostró escéptico a la hora de sentarse en el baño, pero yo siempre lo dejaba chapotear en el agua, jugar con los accesorios, probar el almíbar y dejar que se calentara con el set de antemano”, agregó. 

Bobbi Rylant

La madre debió lidiar con varios comentarios desagradables tras compartir las imágenes en sus redes sociales, aunque ella insiste en que a la gente les encantaron. Además, su pequeño estaba feliz. “Todo solo dura unos diez minutos como máximo, y le encanta. Recibí algunos mensajes de odio, que incluían ‘no debes alimentar a tu hijo con azúcar / jarabe’ y ‘y si hubiera sido alérgico al tinte rojo, podría haber tenido una reacción”, comentó. 

“Alguien más dijo: ‘¡Alguien debe llamar a Servicios para Niños! ¡Quítenle a sus hijos!’”, continuó.

Bobbi Rylant

Pero Bobbi no deja que los comentarios la afecten. “Nunca dejé que me afectara. Tienen todo el derecho a tener su propia opinión al respecto. No a todos les gusta ver ese tipo de cosas y eso está bien. Esto no es algo cotidiano ; solo hacemos esto para Halloween. Mis hijos son muy queridos y bien cuidados”, sentenció.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *