Solidarizaron con las víctimas de acoso: “Que una chica lleve pantalones cortos no significa que los hombres tengan derecho a hablarle mal en la calle”.

Un grupo de estudiantes hombres en Quebec, Canadá, está dando un gran ejemplo de solidaridad y empatía con sus compañeras de clases, además de con quienes tienen otras orientaciones sexuales. Quisieron abordar el machismo que puede existir en la vestimenta.

Por ello, estos chicos decidieron asistir a clases vestidos con faldas, en forma de protesta contra el código de vestimenta. Ellos querían demostrar que la ropa no tiene género y cualquiera, sea cual sea su sexo u orientación, puede vestir como guste y con las prendas que prefiera.

Tom Ducret-Hillman

“Porque un chico usa una falda es ‘¡Oh, es sumamente gay!’. La ropa no tiene género, cambia tu mentalidad (…) cualquiera puede vestirse como quiera”, escribió en una publicación en su cuenta en la red social Instagram Tom Ducret-Hillman, uno de estos jóvenes.

Tom Ducret-Hillman

“Con falda, en clase, con un sistema dañado. El código de vestimenta es lo más insensato que he visto en mi vida y, por lo tanto, ¡tenemos que cambiarlo! Es haciendo pequeñas cosas como esta que vamos a poder cambiar estas estúpidas reglas”, agregó Tom. “Todos los que no lo hicieron, ¿a qué están esperando? No es porque seas un chico y lleves un vestido que “Oh, eso es tan jodidamente gay”. ¡Oye, la ropa no tiene género, así que cambia tu mentalidad! ¿Y cuál es el problema de ver un poco de piel?”, continuó.

En esta publicación también compartió las fotografías de él y sus compañeros en falda, demostrando que se no se pierde la masculinidad. Ellos vestirán como gusten.

Otro de los jóvenes involucrados, Guillaume, publicó en su cuenta en Instagram otro par de fotografías acompañadas de un mensaje de solidaridad con las mujeres que han sido víctimas de acoso, las cuales nunca pueden ser culpadas de estos crímenes por su vestimenta.

@guillaume.dery

“La sociedad trata a las mujeres como si fueran responsables de las acciones de los demás, cuando la realidad es muy diferente”, dijo.

“El hecho de que una chica lleve pantalones cortos no significa que los hombres tengan derecho a hablarle mal en la calle. La responsabilidad de estos actos recae en quienes tomaron la acción y no en quienes la sufrieron”, agregó.

@guillaume.dery

Ellos no se darán por vencidos hasta lograr un cambio real en la mentalidad de las autoridades y compañeros.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *