“No dormí en toda la noche, me conmovió terriblemente esta foto”, recordó el fotógrafo Manuel Litran sobre la imagen de 1980, quien la tituló en esa época como ‘La foto de la vergüenza’. No hace mucha falta explicar el porqué.

En 1980 el medio Paris Match de Francia, a través de su talentoso fotógrafo Manuel Litran, quiso enviar un mensaje muy claro: su repudio respecto al abandono de mascotas y crear conciencia sobre el impacto que tiene dejarlas a su suerte. 

Paris Match  tuvo la idea de hacer un reportaje sobre el pico de abandono de animales domésticos que se produce cada verano, durante las vacaciones , recuerda el fotógrafo. Contactamos con el SPA, que de inmediato acordó respondernos

señala el autor Manuel Litran

La intención era hacer honor a su lema “el peso de las palabras, el impacto de las fotos”. Incluso armar la escena – utilizando realmente a los animales fallecidos– para enviar un potente mensaje mundial fue toda una proeza:

Manuel Litran – Paris Match

Contratamos dos camiones frigoríficos para transportar los cuerpos de los 140 perros abandonados que la SPA tuvo que ‘robar’ en apenas dos días.  Dejamos a todos estos pobres animales en la carretera. Por el olor

indicó el autor Manuel Litran

La experiencia si bien fue traumática, “La foto de la vergüenza” como la tituló su autor cumplió su cometido de concientizar, y educar respecto al cuidado animal. Quizá con influencia de este potente mensaje, años después la Sociedad Protectora de Animales gala modificó sus reglas y desde hace años solamente eutanasia a perros por motivos veterinarios.

Manuel Litran – Paris Match

No dormí en toda la noche, me conmovió terriblemente esta foto , recuerda el fotógrafo. Me llamaron unos norteamericanos preguntándome si eran peluches. Quedaron muy sorprendidos por el proceso

explicó el autor Manuel Litran

Además, las cosas han cambiado tanto que el abandono animal ahora es sancionado con dos años de prisión y una multa de 30.000 euros en Francia, por lo cual, el esfuerzo ha rendido sus frutos. Más de 30 años después la foto sigue circulando con la misma intención, un trabajo desagradable que tuvieron que realizar Manuel y su equipo, pero que estoy seguro ayudó a salvar millones de vidas caninas.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *