Reunirse con personas que les dan confianza, seguridad y alegría tiene un efecto positivo en las mujeres  

Los amigos en la vida son muy importantes. Muchos de ellos, inclusive, llegan a convertirse en parte de la familia. 

Y es que, al fin y al cabo, a las amistades se las elige. Con estas, se comparten buenos y malos momentos, y son con las que te puedes desahogar sin miedo a ser prejuzgado.  La amistad entre mujeres se compone de un vínculo especial, que, además, podría tener incluso una explicación biológica. 

Pero no todos los vínculos son iguales. La amistad entre mujeres es una fantástica manera de combatir el estrés.

La amistad entre mujeres tiene un impacto mucho más intenso y positivo que en los hombres, tanto, que esa sensación de conexión y complicidad establecida es un mecanismo muy adecuado para reducir el estrés y la ansiedad.

Las mujeres hablamos de cosas diferentes entre nosotras, profundizamos más en nuestras conversaciones.

Para nosotras el tiempo y la distancia no importan: una amiga es una amiga para siempre. Aunque estemos años sin vernos ni el cariño ni la confianza han mermado. 

Nosotras formamos una hermanad que nos hace fuertes. Es algo que llevamos en nuestro ADN colectivo y que ha sido así siempre.

La amistad entre mujeres ha sido estudiada desde hace décadas por parte de los campos de la Psicología Social y de la Salud. Y es que, a diferencia de la amistad entre hombres o la mixta, la femenina es algo más particular

Hay que tener en cuenta algo, y es que se podrían dar mil argumentos acerca de los beneficios de la amistad, y aún así, uno se quedaría corto. Poder contar con otra persona en la que depositar la confianza sin sentirse juzgado es un lujo al alcance de muy pocos.

En un mundo de vacíos, lo que cuenta son las conexiones positivas

Conviene dejar claro un aspecto esencial: no se trata de tener muchos «amigos». Lo que más infiere en la salud y en el  bienestar es contar con amistades auténticas y significativas, esas que en muchas ocasiones se cuentan con los dedos de una mano.

Hoy en día, las redes sociales ayudan a mantener la conexión. Pero, ¿se trata de una conexión real?

Todo el mundo cuenta con decenas de amigos en las redes sociales. Se requiere de una inmediatez y se usan emoticonos para representar las emociones que, más tarde, en la vida real, no se demuestran con tanta agilidad.

Existen millones de grupos de Whatsapp, a través de los cuales es imposible no mantenerse al día. Y,  sin embargo, a mayor interacción, mayores son los vacíos y la sensación de que «falta algo».

Ese «algo» es una vida personal satisfactoria. Ahí, donde se esté rodeado de redes de apoyo, personas que dan felicidad cara a cara y seguridad con su cercanía; seres especiales a los que ofrecer amistad y complicidad a cambio de nada.

Una buena forma de combatir ese conocido vacío emocional es fomentar las buenas relaciones sociales. En este caso, las mujeres tienden a reaccionar de manera diferente a sus homólogos masculinos.

El poder de la amistad femenina

Los verdaderos beneficios de la amistad son inconmensurables. Los amigos hacen la vida mejor. En este sentido, los estudios muestran que la amistad tiene un mayor impacto en nuestro bienestar físico y psicológico que cualquier otra de las relaciones familiares.

Cuando una mujer experimenta ansiedad y estrés durante una larga temporada, vierte en su torrente sanguíneo un auténtico cóctel de neurotransmisores formando en su mayoría por cortisol y epinefrina. Con ellos, se elevan aparte la presión arterial y el azúcar en la sangre.

Las mujeres reaccionan al estrés de manera diferente

Para entender cómo y de qué manera afrontan el estrés hombres y mujeres, hay que adentrarse en el siempre fascinante mundo de la neuropsicología.

En lo que respecta a las mujeres, hay una hormona que a la vez funciona como neurotransmisor y que es la clave para reducir la ansiedad y estrés, y es la oxitocina. 

Cuando las mujeres se rodean con los demás y logran construir vínculos basados en la empatía y reconocimiento producen oxitocina.

Si cuenta con una amistad sólida y significativa, y sabe que va a poder desahogar sus pensamientos y emociones sin ser juzgada, como puede ocurrir con los amigos y familiares produce oxitocina y por lo tanto acaba con el estrés y la ansiedad.

La amistad, una gran ayuda

Curiosamente, la proximidad y la cantidad de contacto con los amigos estaba asociado con la supervivencia. El solo hecho de tener amigos era ya una agente protector.

Para concluir, es necesario hacer hincapié en el hecho de que un círculo de amistades positivo, sólido y respetuoso es clave de salud y de plenitud de vida, tanto en hombres como en mujeres. 

La sensación de apoyo, consuelo y fortaleza que aportan los amigos de verdad es  muy gratificante. Por eso, es muy importante cuidarles: por todos es sabido que quien tiene un amigo, tiene un auténtico tesoro.

Las mujeres saben, a su vez, que esas amigas no están obligadas a solucionar sus problemas. No es su función ni tampoco lo buscan. Lo que necesitan es sentirse escuchadas y saberse comprendidas.

Fuente: https://frasesdeamorbonitas.org/

También te puede interesar leer:

5 Hábitos de las personas que son muy intuitivas

¿Te gustaría visitar nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Te recomendamos este video:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *