El estrés potencia la acción del sistema endócrino y genera cambios en nuestro cuerpo que llevan a la inestabilidad emocional e incluso causar enfermedades. Esto puede ser por exceso de responsabilidades, grandes preocupaciones o por situaciones de pérdida.

Por eso es ideal darse cuenta de los síntomas y signos del estrés en el cuerpo. Sobretodo para saber cuándo hay que reducir el ritmo y descansar.

¿Qué es el estrés y por qué lo sentimos?

La psiquiatra Elizabeth Zamerul Ally, que también es psicoterapeuta y especialista en dependencia química y codependencia, dice que el organismo reacciona a momentos de tensión o amenaza poniéndose en estado de alerta, activando una serie de reacciones bioquímicas diversas con el propósito de salvar a la persona del posible peligro.

Entre estas neurosustancias está la producción y liberación inmediata de la adrenalina, noradrenalina y cortisol.

Las dos primeras dilatan los vasos sanguíneos de los órganos vitales del cuerpo, con el fin de preservarlos ante la situación de riesgo y disminuir la circulación en los lugares menos importantes. El tercero, aumenta la glucemia y transforma la grasa en energía.

Sin embargo, la liberación de hormonas a largo plazo aumenta el riesgo cardíaco y los triglicéridos. Además, reduce la producción de insulina y afecta el sistema inmunológico, dejando débil al organismo ante microorganismos.

IPRANOFFEE/SHUTTERSTOCK

Consecuencias

A largo plazo, el estrés puede causar algunos problemas psiquiátricos:

  • ataques de pánico y trastornos de ansiedad;
  • insuficiencia en las glándulas suprarrenales,
  • problemas de tiroides,
  • irregularidades en el ciclo menstrual
  • e incluso diabetes.

«Todavía no hay consenso sobre por qué una persona evoluciona del estrés a la enfermedad, pero las alteraciones hormonales que acarrea provocan repercusiones orgánicas y mentales importantes», resalta la psiquiatra Elizabeth Zamerul Ally.

Síntomas del estrés

OLEG GOLOVNEV/SHUTTERSTOCK

La psiquiatra cuenta que los síntomas del estrés en el cuerpo varían dependiendo del organismo y la personalidad de cada persona. De modo no específico, pueden surgir:

  • Tensión excesiva y constante
  • Dolor muscular
  • Agitación
  • Impaciencia
  • Temblores
  • Debilidad
  • Fatiga, incluso después de realizar actividades simples
  • Enojo
  • Irritación
  • Palpitaciones
  • Sudor frío
  • Diarrea
  • Dificultades para dormir
  • Falta de aire
  • Vértigo
  • Memoria débil
  • Boca seca
  • Escalofríos
  • Hormigueo
  • Caída del cabello

Sin embargo, la presencia de síntomas por sí sola no es una característica del estrés.

«Cada signo necesita ser analizado en conjunto con otras manifestaciones, además de todo el contexto de la persona, y el histórico de síntomas y circunstancias», recuerda la especialista.

¿Cómo aliviar los síntomas?

La alimentación sana, realizar actividad física y cambiar hábitos puede ayudar. En particular, dormir adecuadamente, abandonar vicios e intentar mantener un equilibrio entre trabajo, familia y ocio.

La práctica de meditación y actividades relajantes como el yoga también puede ayudar.

Si el individuo no logra aliviar este estado por su propia cuenta, es recomendable concurrir a sesiones de psicoterapia, lo que ayudará a trabajar los problemas y cambiar la mentalidad.

El uso de medicamentos solo es indicado si el psiquiatra entiende que estos podrían afectar el bienestar del individuo.

Fuente: Vix / https://gutenberg.rocks/

También te puede interesar leer:

Test: ¿Cuál es el animal más fuerte? Tu respuesta revelará lo que menos conocías sobre ti

¿Te gustaría visitar nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Te recomendamos este video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *