Hermann Hesse (1877 – 1962) fue de los pensadores e intelectuales más reconocidos de la historia, específicamente en el siglo XX. Este popular reconocimiento se debe a que fue merecedor del Premio Nobel de Literatura en el año 1946.

Este Premio Nobel lo catapultaría como uno de los mejores por su dedicada vida a las letras.

Novelista, pintor y filósofo alemán que le aportó grandes obras literarias a la humanidad, entre ellas las más destacadas son “Demian” (1919), “Siddharta” (1922), “El lobo estepario” (1927) o “El juego de los abalorios” (1943).

A continuación te presentamos una muestra de sus más selectos pensamientos:

«Aquellos que no saben gobernarse a sí mismos están constantemente buscando un líder al que adorar».

«¿Qué puedo decirte que te pueda ser útil, excepto que tal vez estás buscando algo con tanta insistencia que consigues no encontrar nada?»

«Hago mi camino cansado y polvoriento, y detenida y dudosa queda tras de mí la juventud, que baja su hermosa cabeza y se niega a acompañarme».

«Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros».

«El conocimiento puede ser transmitido, pero no la sabiduría».

«Como cuerpos, todos somos solteros, como almas, nadie lo es».

«Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros».

«La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz».

«Hay millones de facetas de la verdad, pero una sola verdad».

«Tal vez las personas como nosotros no son capaces de amar. La gente común sí es capaz… ese es su secreto».

«La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla».

«Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos».

«Cualquier ser humano es capaz de lograr cosas imposibles si alguno de sus ideales está amenazado».

«Las personas con carácter y valentía siempre parecen siniestras a los ojos de las demás».

«La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros».

«La eternidad es un mero instante, lo suficientemente largo como para bromear sobre ella».

«No debería ser nuestro objetivo convertirnos en otra persona, sino reconocer a los demás, honrar a los demás por el simple hecho de ser como son».

«Solo estamos asustados cuando no nos sentimos en armonía con nosotros mismos».

«Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello».

«El pájaro pelea hasta que consigue salir del huevo. El huevo es su mundo. Todo ser viviente debería intentar destruir el mundo».

«Cualquier cosa parece un poco más pequeña cuando se ha dicho en voz alta».

«La felicidad es un ‘cómo’, no un ‘qué’. Es un talento, no un objeto».

Fuente: https://mundosorprendente.com/

También te puede interesar leer:

10 frases de Benedetti para darle valor a los pequeños detalles de la vida

¿Te gustaría visitar nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Te recomendamos este video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *