¿Qué haríamos sin el huevo? Es un pilar dietético, no solo para el desayuno, sino para alimentar a niños meticulosos, servir un almuerzo o cena rápida, mezclarlo crudo en ciertos postres, y como ingrediente en todo tipo de platos dulces y salados. Sin embargo, durante algunas décadas, los huevos han mantenido una reputación bastante malsana. Gracias a su alto contenido en colesterol, fueron considerados hasta nocivos. Pasaron los años mientras muchos de nosotros evitamos este alimento, ingiriendo únicamente las claras o aventurándonos en el mundo de los sustitutivos del huevo.

Después, alrededor del año 2000, la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) revisó sus pautas dietéticas y dio a las personas luz verde para disfrutar de los huevos una vez más. La confusión con este alimento se debe a su contenido de colesterol, ya que un huevo grande contiene unos 213 mg, representando ⅔ del límite diario recomendado. No obstante, tras 25 años de estudios, se ha demostrado que dicho colesterol no es el verdadero culpable, pues las grasas saturadas tienen un efecto mucho mayor sobre el colesterol en la sangre. Los productos lácteos entero y las carnes grasas son ejemplos de alimentos cargados de grasas saturadas que provocan que el cuerpo produzca colesterol. Por lo tanto, los huevos son conocidos como las “multivitaminas de la naturaleza”; déjanos mostrarte seis razones por las que este alimento está entre los más saludables del planeta…

1. Los huevos enteros, de los mejores alimentos que existen

Un huevo entero contiene una increíble variedad de nutrientes; por algo pueden convertir una sola célula fertilizada en un pollo completo. Están cargados de vitaminas, minerales, proteínas de alta calidad, grasas buenas y otros menos conocidos. Solo 1 contiene: Vitaminas B12, Vitamina B2, Vitamina A, Vitamina B5 y Selenio. Los huevos también contienen pequeñas cantidades de casi todas las vitaminas y minerales requeridos por el cuerpo humano… incluyendo calcio, hierro, potasio, zinc, manganeso, vitamina E, folato y muchos más. Uno grande contiene 77 calorías, 5 gramo de grasa y pequeñas cantidades de carbohidratos. NOTA: Todos los nutrientes buenos están contenidos en la yema, la clara solo contiene proteína.

2. Mejoran el perfil del colesterol y NO aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Es cierto que un huevo grande contiene unos 212 mg de colesterol, que es mucho en comparación con otros alimentos. Sin embargo, esto no significa que eleve su nivel en la sangre. El hígado produce colesterol, todos los días. Si lo ingieres, entonces éste producirá menos. En caso contrario, lo hará. Los huevos tienden a elevar el colesterol HDL (el bueno) y tienden a cambiar el LDL (el malo) a un subtipo que no se asocia a enfermedades cardíacas. No obstante, los estudios sí encontraron un mayor riesgo en pacientes diabéticos, aunque requiere más investigación y probablemente no se aplique a una dieta baja en carbohidratos, que en muchos casos puede revertir la diabetes tipo II.

3. Están cargados de colina, un nutriente importante para el cerebro

La colina es un nutriente menos conocido que a menudo se encuentra agrupado con las vitaminas del complejo B. Resulta esencial para la salud humana y se necesita para diversos procesos en el cuerpo. Se requiere para sintetizar el neurotransmisor acetilcolina, y también es un componente de la membranas celulares. Una baja ingesta de colina ha sido implicada en enfermedades hepáticas, cardiovasculares y trastornos neurológicos. Las mejores fuentes de colina en la dieta son las yemas del huevo y el hígado de res; uno grande contiene hasta 113 mg de colina.

4. Contienen proteínas de alta calidad con un perfil de aminoácidos perfecto

Las proteínas son los principales componentes del cuerpo y sirven tanto para fines estructurales como funcionales. Consisten en aminoácidos que se unen entre sí y luego se doblan en formas complejas; hay aproximadamente 21 aminoácidos que el cuerpo usa para construir sus proteínas. El cuerpo no puede producir 9 de estos aminoácidos, que se consideran “esenciales” y deben obtenerse de la dieta. Los huevos se encuentran entre las mejores fuentes de proteína en la dieta. De hecho, el valor biológico (medida de su calidad) a menudo se evalúa comparándolo con los huevos, que obtienen el puntaje perfecto de 100.

5. Están repletos de luteína y zeaxantina, que protegen los ojos

Hay dos antioxidantes en los huevos que pueden tener poderosos efectos protectores en los ojos. Se llaman luteína y zeaxantina, y ambos se encuentran en la yema; tienden a acumularse en la retina, la parte sensorial del ojo. Estos antioxidantes reducen significativamente el riesgo de degeneración macular y cataratas, que se encuentran entre las principales causas de deterioro visual y ceguera en los ancianos. En un estudio, comer entre 1 y 3 yemas de huevo al día durante 4 o 5 semanas aumentó los niveles sanguíneos de zeaxantina en un 114%, y luteína en un 28-50%.

6. En el desayuno, te ayudan a perder grasa

Los huevos contienen solo pequeñas cantidades de carbohidratos, pero aportan muchas proteínas y grasas. Tienen una puntuación muy alta en una escala llamada índice de saciedad, por lo que no es sorprendente ver estudios donde comer huevos para el desayuno conduzcan a la pérdida de grasa. En una investigación, 30 mujeres con sobrepeso u obesas consumieron un desayuno con huevos, haciendo que consumieran menos calorías durante el resto del día y a las siguientes 36 horas. En 8 semanas, perdieron un 65% de peso corporal; un 16% de grasa corporal; una reducción del 61% en el IMC; y un 34% en la circunferencia de la cintura. Recuerda que no todos los huevos son iguales; muchas gallinas son alimentadas a base de granos que alteran la composición final de sus huevos. Lo mejor es comprarlos enriquecidos con omega-3 o pastoreados, aunque los de supermercado siguen siendo una buena opción.

Fuente: https://www.paraloscuriosos.com/

¿Te gustaría visitar nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Te recomendamos este video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *