on motivo de la pandemia del coronavirus, se ha conseguido realizar una producción de mascarillas desechables superior a la media. Aunque esto es bueno para el mundo sanitario, no tanto si luego estas no se reciclan. Además, muchas de las personas encargadas de su fabricación se encuentran explotadas.

Este tipo de mascarillas están provocando en el país chino, y en todo el mundo, un alto nivel de contaminación, tanto en sus playas como en sus calles.

Las mascarillas desechables, un problema de contaminación

En estos últimos cinco meses, la organización Oceans Asia se ha encargado de estudiar los efectos negativos de las microperlas y otros desechos plásticas que se encuentran en los mares y planes de China.

En las islas de Soko, cercanas a la ciudad de Hong Kong, se encontraron 70 mascarillas desechables en 100 metros de playa.

En China se usan a diario este tipo de mascarillas siempre. Sin embargo, al llegar la pandemia el aumento fue dramático. De esta forma, se ha provocado una enorme contaminación, sobre todo concentrada en las playas del país.

Según cuentan los miembros de la organización:

“Esta contaminación fue mucho mayor cuando la pandemia del coronavirus empezó.”

Además, informan que estas mascarillas podrían causar confusión y ser ingeridas por animales como peces, delfines o tortugas. Estas les pueden bloquear el intestino, provocando su muerte.

Pero la contaminación no solo afecta a los animales, también a los humanos. Aunque pueden frenar el contagio del COVID-19, si no se desechan de la forma correcta, podrían ser otro motivo de contagio.

Es importante reciclarlas para evitar el número de contagios y que los animales mueran debido a la contaminación. Debemos pensar que ya hay suficiente contaminación en el mundo que nos perjudica a ambos.

Fuente: https://www.ilusionviajera.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *