Esto ocurrió en Colombia, más específicamente en el centro de valoración de fauna silvestre de la Corporación Autónoma Regional del Tolima. La denuncia de un caso de atropello hacia la fauna y la privación a la libertad de un leopardo.

Al joven ocelote al que le fueron arrancados sus colmillos de su maxilar superior, debido a esta atrocidad sus raíces fueron fracturadas.

“Un leopardo sin sus colmillos, difícilmente podrá subsistir en su hábitat natural, ya que no podrá casar y aumentará su dificultad para alimentarse de por vida”.

Ignacio Bernal, veterinario colombiano.

Este caso fue noticia en la capital de Tolima gracias al diagnóstico veterinario que hicieron cuando atendieron al animal luego de que los dueños del leopardo lo entregarán a las autoridades voluntariamente.

La extracción de los colmillos es muy común en los tenedores de fauna para que los animales no lastimen a las personas, aclara el veterinario. También suma el maltrato que sufrió el animal durante meses causándole graves consecuencias para toda su vida.

Al ser domesticado y tratado como si fuera una mascota, el joven leopardo perdió su “instinto salvaje”. Esto significa que buscara a los humanos como si fuera un gato doméstico.

El daño causado en el leopardo son irreversibles, ya que los expertos aseguran que este joven animal no podrá volver a su hábitat natural. Esto se debe a no tener la capacidad de cazar ni para enfrentarse a otro macho de su misma especie.

Los veterinarios y expertos recomiendan reubicar al leopardo en un lugar donde tenga las condiciones necesarias para subsistir. También pide encarecidamente que la población respete la fauna silvestre.

Fuente: https://www.ilusionviajera.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *