Incluso después de la pandemia y con más de medio mundo guardando confinamiento, los mercados en China han seguido operando incluso igual que antes del coronavirus. Continúan vendiendo carne de murciélago entre sus alimentos.

Aunque el COVID-19 ha supuesto un verdadero reto a nivel mundial, pues ya se han registrado en todo el mundo más de 856.000 contagios y 42.000 fallecidos, parece que no ha quedado nada claro.

En la provincia de Hubei continuan con su actividad normal y eso implica que los mercados se encuentran de nuevo abiertos.

El peligro de la carne de murciélago

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipótesis que gana con respecto al origen del virus es la de la exposición de murciélagos infectados en los mercados del país. Por ello, China puso medidas y seguimiento a ello.

No obstante, a pesar de todas las recomendaciones del gobierno, se ha comprobado que ha vuelto a resurgir la venta de carne de murciélago y otros animales salvajes en los mercados de las ciudades.

En ellos podemos ver animales como perros, gatos o murciélagos tirados en el suelo sin cumplir ninguna medida de higiene. Son ofrecidos en jaulas oxidadas y, de hecho, los sacrifican directamente en el suelo.

Según afirman algunos usuarios de las redes sociales, en el mercado podemos encontrar varias jaulas con varias especies que se encuentran apiladas unas encima de otras. En otro mercado de carne situado en Dongguan, China, también han salido imágenes de murciélagos puestos a la venta junto con otros animales como escorpiones.

Parece que se deberían imponer más medidas para no dar lugar a que ocurre de nuevo lo mismo. Mucho más cuando aún en el resto del mundo los contagios no están para nada estabilizados y sigue existiendo el peligro de un nuevo brote.

Fuente: https://www.ilusionviajera.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *