Son bastante especiales. Oso, por ejemplo, es obsesivo compulsivo y fue abandonado cuando apenas era un cachorro. Ocupan todas sus energías en rescatar algún koala sobreviviente.

En situaciones como la de Australia, donde se necesita mucho trabajo de voluntariado, especializado y ayuda humanitaria, es cuando aparecen héroes anónimos. Desde personas que donan dinero hasta animales rescatistas que colaboran con trabajos esenciales.

Estos perritos ayudan y colaboran con el rescate de koalas sobrevivientes a los incendios. La tarea para voluntarios es ardua, pero con las patitas de Oso y Tayler todo se vuelve más fácil.

ifaw

Taylor es un perrito español que ya ha encontrado a 8 koalas esta temporada. Localiza el olor de su piel o el excremento para rescatarlo inmediatamente.

Es un trabajo bastante complejo, pero ellos están felices de hacerlo y ayudar a sus colegas animales.

TATE Animal Training Enterprises

Oso es un perro de raza mestiza, que fue abandonado cuando era un cachorro y que es obsesivo compulsivo. En un momento eso era un problema, pero ahora colabora y se mantiene ocupado, gastando todas esas energías en una bella causa.

«Este es el primer año que hemos estado involucrados en los incendios. Es un poco más peligroso de lo que solemos hacer».

Explica a Reuters la cuidadora de Oso, Romane Cristescu.
ifaw

El pequeño Oso generalmente tiene que buscar vida silvestre enferma o lesionada, para fines investigativos y de conservación. Nunca antes habían trabajado en situaciones de esta magnitud, considerando que estos incendios han marcado un precedente. 

Para protegerse de posibles quemaduras, el canino rescatista utiliza botas protectoras que lo hacen ver más que adorable.

Bear, the IFAW koala detection dog, along with his handlers at Detection Dogs for Conservation, joined Queensland Fire…

Posted by ifaw on Thursday, November 14, 2019

«Oso es un alma feliz, siempre dispuesto a moverse y hacer algo. Su peor pesadilla es que los dejes solos cuando vas a trabajar; por suerte para él, podemos llevar a nuestros perros a trabajar todos los días».

Relata Romane Cristescu a Australian Geographic.
ifaw

Esta vez les ha tocado una dura tarea, pues lamentablemente los koalas han sido gravemente afectados por los incendios, por lo que su labor no ha sido para nada exitosa.

De todas formas se mantienen con fe y esperanzas de que en su próximo trabajo podrán salvar a más de un animal. En tanto, Oso y Taylor estarán siempre listos, dispuestos y felices.

Si deseas ayudar a combatir el fuego en Australia o salvar animales afectados por las llamas, puedes donar a las siguientes organizaciones: 

Hospital de #koalas en Port Macquarie

Hospital de la #fauna #silvestre de Currubin

CFS #volunteer #firefighters

Australian #Koala Foundation

Australia nos necesita.

Fuente: http://www.upsocl.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *