Para las niñas, el modelo a seguir en la vida es generalmente su mamá, pero según el experto en crianza de los hijos Steve Biddulph, las tías podrían ser igual de importantes.

Más allá de sus padres, para las niñas es esencial tener personas a quienes admirar y recurrir ante las presiones que enfrentan en el día a día, sobre todo actualmente como resultado de las redes sociales, el ritmo de vida y su constante sexualización.

Etapas difíciles en la relación madre-hija

Ya sea porque la niña no se lleva bien con su madre o porque no quiere hablar con ella sobre cosas que le resultan embarazosas, hay momentos en su etapa de crecimiento que su tía es la mejor opción para recurrir a ella y pedir su consejo.

No se quieren parecer a su mamá

Biddulph, autor de los libros Raising Boys y Raising Girls, ha encontrado en las investigaciones para sustentar sus teorías que las niñas no quieren ser como sus mamás:

Esto es triste, no me alegro de ello, pero hay temas en los que no quieren escucharte, pero todavía necesita a alguien a quien escuchar.

¿Cómo pueden ayudar las tías?

Según el experto, las tías pueden ayudar mucho si comienzan a formar relaciones cálidas y significativas desde una edad temprana con las niñas; en caso de no encontrarse físicamente cerca, pueden mantenerse en contacto por teléfono, video chat o en línea; escuchar con respeto lo que la niña le cuente sin tener que aprobarlo; tomarse tiempo para escucharla de manera relajada y ser una tía real, no perfecta; es decir, mostrarse a gusto consigo misma y ser honesta y cómoda con si misma.

Fuente: https://www.okchicas.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *