A muchas chicas les gusta quitarle la camisa a su novio y disfrutar de su olor. Bueno, si no eres fanática de usar la camiseta de tu hombre, entonces puedes olerla. Y estas acciones no son extrañas, ya que el olor de tu pareja es una excelente herramienta contra el estrés. Sí, la capacidad de sentirse menos estresada siempre estuvo al alcance de tu mano.

Realizando un experimento

En el estudio participaron 96 mujeres que olfatearon camisas. Se les dieron a los hombres por adelantado y se les pidió que las usaran durante 24 horas sin usar desodorantes, perfumes ni ningún otro producto que tuviera olor. También se les pidió que no comieran nada que pudiera cambiar su olor y que no fumaran.

© brooklynbeckham / Instagram  

Había tres tipos de camisas, una que usó la pareja del estudio, otra que usaba otra persona y una camisa neutral sin usar. Cada una de las mujeres recibió a ciegas y olfateó solo una de ellas. Luego pasaron por una prueba que aumentó su estrés: una entrevista de trabajo simulada y una tarea mental. También dieron muestras de saliva para medir el nivel de cortisol (la hormona del estrés) en sus cuerpos y se les hicieron preguntas sobre el estrés que sentían.

El reconocimiento condujo a mejores resultados

© IMP FEATURES/East News   © Retna/Photoshot/REPORTER 

En consecuencia, las mujeres que olieron la camisa de su pareja experimentaron menos estrés tanto antes como después de la prueba, en comparación con aquellas que olieron la camisa de un extraño. Curiosamente, a pesar del aumento de cortisol en quienes obtuvieron la camisa de uno que no era su pareja, las propias mujeres no dijeron que se sintieran estresadas.

© The Notebook / New Line Cinema   © About Time / Universal Pictures  

Al mismo tiempo, aquellas que reconocieron el olor de su pareja estaban aún menos estresadas. Esto les dio a los investigadores una razón para pensar que el efecto del olor de tu novio, incluso en su ausencia, será más fuerte si sabes que la ropa o las cosas le pertenecen.

Posibles razones

© 10,000 BC / Warner Bros. Pictures   © Fesenko/easyfotostock/Eastnews  

Esto puede ser debido a un proceso evolutivo. La gente solía tener miedo de los extraños, especialmente de los hombres. Y el olor de un extraño puede hacer que el nivel de cortisol se vuelva más alto y provocar una reacción de “lucha o huida”, incluso si estamos conscientes de ello.

¿Funciona en ambos sentidos?

Se supone que las mujeres huelen mejor que los hombres y que se ven más afectadas por los olores. Además, por el momento, no se han realizado estudios sobre si el olor de una novia puede calmar a un chico. Pero hay una razón para pensar que esto podría ser cierto. Aunque probablemente no verás un chico con una camiseta o un suéter que le pertenece a su novia, a muchos hombres les gusta oler el cabello de sus parejas y dormir en la mitad de la cama cuando ellas no están.

¿Te gusta oler la ropa de tu pareja? ¿Alguna vez te sentiste más tranquila o apacible después de oler a tu pareja? Describe por favor tu experiencia y pensamientos en los comentarios a continuación.

Ilustrado por: Alena Sofronova 

Fuente: https://genial.guru/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *