Mientras todos ignoraban a Shuree Michelle, Chuck no dudó en ir a ayudarla. Nos da una gran lección de empatía.

Para hacer un gesto amable no necesitas de mucho dinero. Solo tienes que tener las ganas de cambiarle el día a alguien que de verdad lo necesitas. Nunca juzgues un libro por su por su portada, lo mismo sucede con las personas. Las apariencias engañan. La siguiente es una gran lección de empatía. 

Un mendigo le cambió una rueda pinchada a una madre soltera que sufrió un percance en plena carretera. Necesitaba regresar rápido a su hogar, porque debía cuidar a sus hijos. Por suerte, el auxilio llegó justo en el momento indicado, con apariencia de ángel.

Facebook Jessie Jean’s

A Shuree Michelle le explotó una llanta en el camino. Para no ocasionar un accidente, se estacionó a un costado de la ruta. Pensó que podría solucionar el problema por sí misa, pero no fue así. El panorama fue peor de lo que pensaba.

Facebook y Fox 13 Salt Lake City

Al verla tan acomplejada, Charles Logan, más conocido como Chuck, de 56 años, fue a ayudar a la joven. A pesar de que no tenía dinero ni los conocimientos de mecánica suficientes, hizo su mejor esfuerzo para reparar el daño. Incluso si no podía, quería hacerle compañía a la mujer para que no se sintiera sola y conservara la calma.

Facebook y Fox 13 Salt Lake City

Shuree contó a Yahoo Lifestyle la gran labor que hizo Chuck por ella.

«Sale este tipo y me preguntó si tenía una rueda de repuesto y un gato. No dudó en ayudar, fue muy dulce»

-Shuree Michelle a Yahoo Lifestyle-

Con lo básico que sabía, Logan sustituyó la rueda y logró que el vehículo lograra andar. La salvó de quedar parada en el lugar durante muchas horas y pudo ir a su casa a velar por sus retoños. Fue todo un héroe.

El hecho fue divulgado en Facebook por Anna Davidson, quien lo vio todo desde las ventanas de su café, que queda ubicado al costado de la carretera donde aparcó Shuree. Contó que Chuck no tiene hogar y trabaja la mayoría del tiempo ayudándola en su negocio. Lava los platos, desinfecta todo los utensilios y barre a cambio de comidas. Es una excelente persona y trabajador.

Shuree le dio 10 dólares a cambio del gesto, pero en realidad, Chuck tuvo una recompensa mucho mayor: Ayudó a una madre soltera que se encontraba en aprietos. No hay mayor satisfacción que saber que hiciste un noble gesto por los demás.

Nunca juzgues a alguien por su apariencia. Que Logan use una vestimenta sucia no significa que sea una mala persona. Puede que te lleves una grata sorpresa. Felicidades para él. Nos da una gran lección de empatía.

Fuente: http://www.upsocl.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *