La sociedad cada vez impone ciertos estándares para ser feliz en la vida, uno de ellos es que debes de tener una pareja para serlo, de lo contrario solo estarás triste.

¡Esto es mentira!

1. Solo tú eliges

Cuando se está en una pareja siempre se tiene que hacer una negociación para elegir algo, ya sea una película, la comida, a donde viajar y muchas veces haces cosas que no te gustan. Pero si estás solo, solo tú eliges qué y cuándo quieres hacer algo, y con quién quieres o no compartirlo. Esto está genial, pero también es un aprendizaje. Porque a veces, estar con otro puede hacer que sin querer lo responsabilices por no estar haciendo lo que te gusta.

Si estás solo tú eres el único responsable de tu camino.

2. Ganas en conocimiento personal

No es nada sencillo estar solo, como muchos se imaginan.  Tienes que vértelas todo el tiempo con tus propias posibilidades y limitaciones personales. Pero esto es súper enriquecedor. Si aprendes a trascender la incomodidad que a veces puedas sentir, ganarás en conocimiento personal, aprenderás a bucear en lo que quieres, en lo que no, en lo que te gusta, en lo que sueñas, en lo que te cuesta, en todo lo que eres.

3. Es más fácil distinguir qué problemas son tuyos y cuáles no

Si convives mucho tiempo con alguien llegará el momento en que los problemas de ambos se mezcles y no vas a distinguir cuales son tus problemas y cuales no. De la misma manera no sabrás si eres tu el que llegó de mal humo o tu pareja, así que cuando estás solo es más fácil entender qué tú eres el que refleja en los demás sus propios deseos y obstáculos.

4. Estás más abierto a lo nuevo

Muchas personas, al ponerse en pareja, dejan de lado la espontaneidad y parece que hubieran crecido, de repente, 20 años. Pero estando solo estás más receptivo, más sociable, más abierto a ir a un lugar que no conoces, cruzarte con personas distintas, explorar nuevas aventuras… Sientes que tienes todo el mundo para ti esperándote.

5. Inviertes tiempo en ti

En general, todas aquellas personas que se encuentran solteras dedican tiempo en sí mismos, esto les permite estar en forma, cuidarse y mimarse en pequeñas cosas.

Fuente: https://gutenberg.rocks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *