Un hombre mujeriego no cambia, sólo se calma cuando se enamora y esta será una realidad constante en la relación, así que no te cierres de ojos.

Un hombre mujeriego no cambia, sólo se calma cuando se enamora: Cuando un hombre te gusta, lo más seguro es que veas en él sólo lo que quieres ver, esa es la realidad, aquí te explicaremos de que va el asunto.

Por lo general, las mujeres tenemos la creencia de que con nuestro cariño, carisma y maravilloso ser, él se sentirá tan amado que no tendrá necesidad de buscar a otra mujer jamás en la vida, aunque en el fondo sabemos, por lo que nos han dicho o hemos visto, que es un mujeriego.

En este artículo te contaremos por qué un hombre mujeriego no cambia, sólo se calma cuando se enamora. Aquí te damos las señales para detectar que estas con un hombre de este tipo.

En la etapa de la atracción y posterior enamoramiento, las personas ofrecemos nuestra mejor cara porque queremos ganarnos a la otra persona, que confíe, que se enamore también.

Hasta ahí todo va de manera normal, el problema es que un hombre que es mujeriego está habituado a esta forma de relacionarse y en cuanto la intensidad de las primeras semanas baje, él volverá a la normalidad.

Es muy importante que seas consciente de que el amor que viene proviene de una persona, no cambia a otra, lo único que puede hacer cambiar a alguien es el amor propio, y el hecho de que un hombre sea mujeriego devela que es una persona con grandes inseguridades que ni si quiera es capaz de ver, y, por lo tanto, mucho menos podrá cambiar, a menos que lo desee.

Pero, ¿qué hombre quería dejar de ser mujeriego en una sociedad en la que la masculinidad se reafirma mediante la supuesta posesión de mujeres?

Si este es tu caso o conoces uno, lo más seguro es que tú o la persona implicada no desee alejarse de su mujeriego, ya que está enamorada. Muy probablemente esperará a ser decepcionada y eso es hasta cierto punto normal, ya que los y las humanas aprendemos por ensayo y error.

El problema viene cuando vamos error tras error, tropezando una y otra vez con la misma piedra. Ten cuidado con lo que toleras porque estás enseñando a otros cómo cómo tratarte.

Probablemente él se calmará mientras durá el enamoramiento, pero despúes será el mismo de siempre, ¿Estarás dispuesta a tolerarlo? Lo más recomendable es que te pongas tu y tu estabilidad emocional por delante, pues pese a sus promesas, recuerda que nadie cambia en esta vida.

Fuente: https://www.enpareja.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *