Reprimir lo que piensa

Muchas mujeres prefieren quedarse calladas para evitar algún conflicto y hacer más llevadera la vida, aunque al final queden inconformes con el resultado. Las mujeres fuertes no. No importan las consecuencias, siempre, de manera respetuosa, dirá lo que consideran correcto.

Tener conversaciones banales o sinsentido

Para ellas, es preferible no hablar con nadie que perder su tiempo con conversaciones que no valen la pena. En muchas ocasiones, a la gente les pueden parecer malas o frías, pero la realidad es que simplemente son quisquillosas para elegir sus amistades y si eres amigo de una, debes considerarte afortunado.

Ser indecisas

Tienen clara su visión del mundo. Saben lo que quieren y cómo lograrlo, por lo que no son para nada indecisas. Su mundo está medido en objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo así que están acostumbradas a tomar decisiones.

Estar temerosa ante los desafíos

Siempre enfrentan las situaciones difíciles con seguridad y así, en muchas ocasiones resultan victoriosas ante los más duros desafíos.

Anhelar y añorar

Tienen un plan para el futuro pero saben que lo importante es el presente. No piensan en los buenos momentos del pasado ni anhelan el futuro, lo tienen claro pero viven en su presente.

Creer que pueden solucionarlo todo ellas mismas

Saben que no son perfectas y por eso, siempre se apoyan con personas ganadoras que saben hacer de la mejor manera su trabajo. Delegan tareas y muestran la mejor cara para motivar a su equipo.

Visto en: el librero de Gutenberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *