Hay jóvenes capaces de innovar y emprender para transformar el mundo. Un ejemplo es un grupo de estudiantes canadienses que decidieron desarrollar Hoola One, una aspiradora de microplástico en la arena. Todo comenzó cuando se dieron cuenta del daño que el plástico estaba haciendo en la playa Kamilo de Hawái. Justo allí, el equipo probó las capacidades del aparato, comprobando que puede eliminar todo tipo de residuos sin extraer la arena de las costas afectadas por la contaminación.

Los desalentadores antecedentes de la playa Kamilo Point en Hawái

© Fangz / Wikimedia Commons  

Parte de la costa sureste de Hawái se encuentra muy cerca del conocido “gran parche de basura del Pacífico”, una zona plagada de basura en el centro del océano Pacífico Norte. Estas manchas de residuos se crean como resultado de la presión oceánica y atmosférica que empujan objetos flotadores que hay en el mar hasta un lugar determinado. Por ejemplo, hasta la playa Kamilo Point.

Entre los residuos más comunes se encuentran cepillos de dientes, colillas de cigarro, encendedores y otros tanto micro objetos difíciles de limpiar. “Es como un inodoro gigante que no tiene salida”, declara el fundador de Algalita Research Foundation, Charles Moore, quien por años ha investigado esta playa.

Primeros resultados gracias al esfuerzo en conjunto

Con tales antecedentes, un grupo de 12 estudiantes de ingeniería mecánica se pusieron en marcha para elaborar en sus últimos dos años de universidad una máquina capaz de absorber microplásticos de la playa. El equipo sabía que estaba a tiempo, antes de que esos residuos se hicieran más finos y difíciles de recolectar o que los animales los siguieran confundiendo con comida, lo que traería serios problemas a su sistema digestivo.

Los jóvenes también contactaron a la organización Wild Hawaii, quienes se encargan de la limpieza de las playas en el archipiélago. La misma fundación les ayudó a recaudar cerca de 16 000 dólares para enviar la máquina prototipo Hoola One a una playa hawaiana para probarla.

© wildhawaii.org  

La aspiradora deposita arena y plásticos en un tanque de agua dividido en dos partes; el primero, donde el plástico flota hacia la superficie y el segundo, donde la arena se hunde. Lo que significa que la arena vuelve a la playa libre de plástico. Además, es capaz de procesar tres galones de arena por minuto.

Según Wild Hawaii, voluntarios de la propia organización han tratado de eliminar micro residuos durante 15 años sin éxito alguno. Sin embargo, los creadores de Hoola One, junto a su mentor Bill Gilmartin, viajaron durante el primer trimestre del año con la máquina para solucionar dicho problema y capacitaron a parte del equipo para usar el instrumento.

© wildhawaii.org  

Un reto sin precedentes

El Foro Económico Mundial (FEM) informó que más de medio millón de toneladas de plástico han matado cerca de 380 000 mamíferos marinos. En el último viaje de Ocean Voyages Instituteal Pacífico Norte, tuvieron que utilizar imágenes satelitales para poder dar con los desechos específicos dentro del mar, lo que les permitió eliminar 40 toneladas de plástico.

Por eso, los jóvenes que desarrollaron el concepto saben que Hawái es ideal para probar y validar su prototipo con el que ya han ganado distintos reconocimientos en su país, Canadá. De hecho, ya están trabajando en una versión portátil que podría fabricarse más rápido y en grandes cantidades para que más personas sean capaces de limpiar sus playas, “Queremos que nuestra solución esté disponible para todas las comunidades necesitadas”, afirmó uno de los fundadores de Hoola One, Samuel Duval.

¿Qué otras soluciones se te ocurren para poder limpiar nuestros océanos? ¡Comparte más abajo tus comentarios!

Fuente: https://genial.guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *