Probablemente, una cuestión que preocupa mucho a los padres sobre la crianza y el cuidado de los hijos tiene que ver con la intervención de los abuelos, principalmente en la actualidad, un período en el que ambos padres buscan el éxito laboral y profesional. Desde siempre, a muchos adultos parece molestarles la “intromisión” de los abuelos, porque, después de todo, se trata de su hijo, “y ellos saben cómo educarlo”.

Los abuelos son buenos para la salud

© Moana / Disney  

Las situaciones culturales y sociales que se viven hoy en día han fortalecido las relaciones entre los nietos y los abuelos, principalmente porque, en la actualidad, ha habido cambios evidentes en los patrones familiares en los que hay un creciente número de hogares en donde ambos padres trabajan. Además, la tasa de desintegración familiar es cada vez más alta. Debido a esto, son varios los estudios que se han dedicado a investigar la relación entre el vínculo que los abuelos mantienen con sus nietos y el bienestar de estos últimos.

Una investigación en especial, realizada por la Universidad de Oxford, demostró que los contactos frecuentes y las conexiones amorosas entre un nieto y su abuelo generan bienestar social y emocional en los niños y jóvenes, debido a que tal vínculo protege a los nietos de los problemas de desarrollo que pudieran enfrentar e impulsan sus capacidades sociales y cognitivas. Además, “las relaciones cercanas entre abuelos y nietos amortiguan los efectos de eventos adversos en la vida, como la separación de los padres, ya que calma a los niños”, sostiene la Dra. Eirini Flouri, una de las autoras del estudio.

No basta con solo ser cercanos, también hay que involucrarse

© Up / Disney Pixar  

Tales conclusiones y resultados fueron revelados gracias al análisis de 1 596 niños de diferentes edades de Inglaterra y Gales, en los que se evaluaron distintos aspectos como el nivel socioeconómico, la edad de los abuelos y el nivel de cercanía en la relación. También se realizaron 40 entrevistas a profundidad a niños de diferentes orígenes. Estas encuestas, además de revelar los beneficios saludables que estas relaciones acarrean, también dieron un panorama sobre la importancia de estas uniones en nuestra sociedad, ya que casi un tercio de las abuelas maternas brindan cuidados regulares a sus nietos, y el 40 % proporciona ayuda ocasional con el cuidado de los niños.

El estudio se enfocó principalmente en los niños que están por entrar a la juventud, los mismos que, de manera sorprendente y contrario a lo que se pudiera pensar, aceptan con mucha satisfacción y amor la relación con sus abuelos. ¿La razón? La encuesta reveló que los abuelos de hoy en día a menudo tienen más tiempo que los padres para ayudar a los jóvenes en sus actividades, además de que se encuentran en una posición que les otorga mayor confianza para hablar con sus nietos sobre cualquier problema que puedan experimentar en esa dura etapa. Sin embargo, la posición de cercanía podría no bastar: los abuelos deben estar involucrados en la educación y ayudar a resolver los problemas de los jóvenes, así como hablar con los adolescentes sobre sus planes a futuro.

Los beneficios que los nietos aportan a los abuelos

© Coco / Disney Pixar  

Las relaciones y los vínculos que los nietos y abuelos tienen también pueden mejorar el bienestar de los adultos mayores. Un estudio realizado por el Instituto de Gerontología de la Escuela de Ciencias Sociales y Políticas Públicas de Londres descubrió que la relación abuelo-nieto está fuertemente asociada con la calidad de vida de los adultos mayores respecto a su salud. Esto quiere decir que los abuelos, principalmente las abuelas, que brindan cuidado a sus nietos gozan de una mejor salud física. El estudio destacó la importancia de llevar una relación que no llene de responsabilidades a los abuelos y los deje llevar una vida sin mayores preocupaciones. De lo contrario, lejos de beneficiar, podría provocar depresión.

La investigación se basó en datos oficiales de 8 972 mujeres y 6 567 hombres de 50 años o más, quienes tenían uno o más nietos al inicio del estudio y vivían en Austria, Bélgica, Suiza, Alemania, Dinamarca, España, Francia, Italia, Grecia, los Países Bajos y Suecia, contemplando un período de 5 años.

Creemos que, por la experiencia y sabiduría brindadas, siempre debe ser bienvenida la ayuda y el consejo de aquellos que nos criaron y ahora pueden ayudarnos a criar a nuestros hijos. Cuéntanos, ¿cómo es la relación que tus niños mantienen con sus abuelos?

Fuente: https://genial.guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *