Hay personas que tienen una gran habilidad para tener buenas ideas y crear cosas realmente fantásticas. Lo mejor de todo es que muchas de estas personas cuando hacen una idea realidad se dedican a crearla solo con el único objetivo de que ayude a los demás, ya sean a otras personas o a otros seres vivos.

Por ejemplo, nuestro protagonista de hoy es todo un ejemplo a seguir y es que tuvo la gran iniciativa. Estamos hablando de João de Souza Araujo, un joven de 29 años, el cual ya desde niño tenía un gran amor por los perros. Siempre estaba dispuesto a dejar un poco de comida y agua para alimentarlos, y ya de adulto esto le parecía insuficiente así que por ello decidió hacer otra cosa distinta.

El objetivo de este joven era ayudar a los animales callejeros y con este pensamiento en la mente, se le ocurrió una idea totalmente maravillosa.

Así fue como creó «Hambre Cero» un restaurante exclusivo para perros callejeros en el cual se puede alimentar si viven por la zona donde está instalado o están de paso. Su restaurante tiene un diseño bastante fácil que permite que la comida y el agua esté limpia y segura ante cualquier cambio del clima. De hecho, tiene un techo que sirve para que el alimento y el agua esté protegido del sol. Además cuenta de iluminación para las noches y de un sistema exclusivo para el suministrar agua.

Hambre cero es el restaurante de este joven, un restaurante con unas intenciones maravillosa y que ha sorprendido a muchísimas personas.

João de Souza Araujo un día se dio cuenta de que se estaba haciendo cargo de la alimentación de todos los perritos callejeros que había en la zona donde el vive. Nunca se imaginó que dejar cacerolas de comida frente a su casa se iba a convertir en esta maravillosa iniciativa pero afortunadamente tuvo esta idea y actualmente los perritos pueden disfrutar de un lugar mucho más cómodo y organizado.

Restaurante de comida para perros callejeros que estará abierto las 24 horas del día

Este restaurante está equipado con un sistema de iluminación fabricado por nuestro protagonista. Para ello utilizó una batería y un faro de moto. El dispensador de la comida se recarga día a día y la cantidad de alimento equivale a cinco platos grandes de comida para perros.

Por otro lado, el bebedero tiene una capacidad de 20 litros de agua y tiene un sistema para que no le falte.

Quizás lo más sorprendente es que João de Souza Araujo no tiene ningún tipo de ayuda para la comida que le ofrece a estos perritos. Utiliza una gran parte de su sueldo y también la ayuda de su madre para que a los perros callejeros no le falte de nada.

Todavía este gran joven no sabe cuál es la cantidad exacta que va a necesitar para alimentar a todos los perritos que visiten su restaurante, pero desde luego tiene claro que ninguno de ellos se va a quedar sin comida o sin agua ya que siempre van a tener disponible ambas cosas.

Desde luego la idea que tuvo este joven es realmente maravillosa, esperamos que más personas se fijen en su idea y la copien. Así habrá muchos más animales callejeros que puedan optar a comida y agua durante todos los días del año.

Fuente: https://www.yotengovoz.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *