Esta es una de esas historias bonitas que no nos cansamos de contar. La de la fidelidad y agradecimiento de muchos de los animales. Es lo que ocurre con este pequeño colibrí, que no duda en volar cada año para visitar al hombre que una vez le salvó la vida.

Es la historia de Mike Cardenas, ex oficial de las Fuerzas Especiales de Georgia. El hombre asegura que cada primavera el colibrí al que una vez salvó la vida regresa junto a él para darle una vez más las gracias.

El colibrí vuela cada año junto a su salvador

En 2015, Mike decidió bautizar al pequeño pájaro con el nombre de Buzz, pues el colibrí se había lastimado las alas, cosa que le impedía volar.

Cuando el hombre lo encontró en estas pésimas condiciones, no dudó en cogerlo y llevarlo a su casa. Allí lo estuvo cuidando, alimentando y protegiendo hasta que logró recuperarse.

Cuando lo logró, el pequeño animal volvió a batir sus alas y se fue emprendiendo de nuevo su viaje.

Buzz el colibrí | Fuente: lavozdeldespertar.com

Según Mike, en el tiempo que estuvo cuidando del pequeño este se integró perfectamente y consiguió convertirse en pocos días en un miembro más de la familia.

No en vano, el hombre no duda en afirmar que:

«Volaba por el patio y regresaba cuando se cansaba. Esta era su zona de confort.»

Después de llegar el invierno, Buzz decidió reemprender el vuelo e irse definitivamente. O eso creían todos. Pues lo cierto es que, desde que Cardenas salvara a su pequeño amigo, este ha decidido volver a visitarle una vez cada año.

Coincide siempre con la época de la primavera, y Mike no duda en afirmar que se debe a que el pequeño animal le desea expresar de esta forma su gratitud.

Lo cierto es que este par se ha hecho inseparable. ¿No es una tierna historia?

Fuente: https://www.ilusionviajera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *