Según varios estudios de la Universidad de Wisconsin-Madison las áreas verdes son esenciales a la hora de reducir los niveles de estrés, la ansiedad o la depresión.

Esto supone una solución simple y natural para acabar con enfermedades como las antes mencionadas. Estos seres vivos, además de ser importantes por todas las cosas que otorgan al hombre, también generan felicidad.

La importancia de las áreas verdes

A lo largo de 18 años y tras haber investigado a un total de 10.000 participantes el estudio ha sacado una conclusión clara: existe una mejora en la sensación de bienestar de los individuos cuando hay una constante exposición a las áreas verdes como plantas.

Además, el estudio también afirma que quienes están más expuestos a zonas verdes tienen más probabilidades de sentirse exitosos en la vida.

Esto quiere decir que es de vital importancia mantener y preservar estos espacios, tanto urbanos como rurales. Los beneficios para los seres humanos son incalculables.

Lo más interesante es que los síntomas negativos que disminuyeron ante la exposición a áreas verdes son aquellos determinantes que afectaban la salud mental, como la cuestión del seguro de salud o del sueldo.

Cada habitante que planta un árbol, por tanto, es muy importante para ayudar a las personas que son propensas a sufrir este tipo de enfermedades que, aunque no se ven, afectan cada vez más al conjunto de la población.

Las autoridades locales también tienen mucho que ver en este tema. Deben velar por la seguridad de las áreas verdes y espacios naturales tanto dentro como fuera de las ciudades.

Para llegar a esto, un tema muy importante a cuidar es la educación de los ciudadanos desde que tienen uso de razón.

Y es que, ayudando a la naturaleza, además de realizar un bien primordial para el medio ambiente también estaremos protegiendo a nuestra especie.

Fuente: https://www.ilusionviajera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *