Las opiniones son muy encontradas, hay madres que dicen “si” y otras “no”.

Diferentes estudios han arrojado información acerca de que el segundo hijo suele ser más problemático, más perezoso, más complicado de criar que el segundo. ¿Es esto cierto?

Se suele decir que el segundo hijo es la oveja negra de la familia, las miradas suelen apuntar hacia ahí. Se cree que existe miedo por parte de los padre, entre otras cosas que hacen que esto se de así.

El segundo hijo es más difícil de criar

Las dinámicas familiares pueden ser muy diferentes. Cada familia es un universo y funcionan diferentes, pero a menudo solemos escuchar sobre los “hijos del medio”, los “segundos hijos” y sus complicaciones. 

Los niños nacidos después del primer hijo suelen sufrir algunas consecuencias por parte de la crianza de los padres que se relacionan con el cansancio de estos, las expectativas, la atención, entre otras. En esta nota hablaremos un poco sobre esto.

El primero hijo

El primer hijo sabemos que suele ser más inteligente porque es más estimulado por los padres ya que estos están pendientes solo de él, juegan solo con él, tienen tiempo para inventarse cosas para hacer juntos, entre otras.

Investigaron que los primogénitos suelen tener buena conducta escolar, buen comportamiento en el hogar y buen trato para con sus familiares. Suelen ser tranquilos y más dóciles.

Los primogénitos suelen ser los blancos de las bromas y de las travesuras de su hermano menor. Por esto también el primer hijo suele ser más maduro y responsable a la hora de accionar.

El segundo hijo

Luego de investigaciones en diferentes partes del mundo salieron a la luz unas estadísticas acerca de que entre un 25% y un 40% de niños que son segundos hijos, suelen tener dificultades en la escuela, sobre todo de comportamiento. 

Con el segundo hijo los padres están más relajados y creen que de algún modo superaron ya esas pruebas con el primer niño, por lo cual creen que es más fácil criar al segundo. Por lo cual se relajan más y les dan más libertades, lo cual puede ser peligroso.

Además los segundos hijos tienen como ejemplo más próximo a su hermano mayor (el primogénito) que es un niño también. En cambio los primeros hijos tienden a seguir y copiar a los adultos.  Esto para los segundos hijos puede resultar un poco irracional ya que no deja de ser un niño. 

Desventajas

La influencia que ejerce el primer hijo en el segundo es muy notoria. Contribuye en el comportamiento, en la conducta, en los modos de actuar, entre otros.

Los niños suelen caer en este conflicto y si los padres no fueron demasiado presentes en su crianza, si el hermano mayor se ocupó mucho de guiarlo y advertirlo probablemente la consecuencia sea más amplia aún.

Ventajas

El hijo segundo si bien trae conflictos, batallas y dificultades, tiene un gran corazón. Es especial sin dudas, ama con mucha valentía y coraje, te sorprenden con sus actitudes bondadosas y cariñosas. Son personas que tienen otro ritmo placentero y te sacarán una sonrisa todos los días de tu vida. Aprende a esperarlo, darle tiempo y amor, te lo agradecerán muchísimo.

Estamos muy interesados en conocer tu opinion. La leemos.

Fuente consultada: https://positivomundo.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *